jueves, 26 de enero de 2017

DONDE PONES TU ENERGIA

Para todos los pueblos de la Tierra el Creador ha plantado un Árbol Sagrado, para que se junten bajo su sombra. Es aquí donde la gente encuentra sanación, el poder, la sabiduría y la seguridad.  Las raíces de este árbol se extienden y penetran  profundamente  en el cuerpo de la madre tierra. Sus ramas se alzan como manos que oran al padre cielo.  Los frutos de este árbol son las cosas buenas que la creación ha otorgado a su pueblo: El amor, la preocupación por lo demás, la generosidad,  la paciencia, la sabiduría, la equidad, el coraje, la justicia, el respeto, la humildad y muchos otros dones preciosos.
Los mayores nos enseñarnos que la vida del Árbol es la vida del pueblo.  Si el pueblo se aparta mucho de la seguridad del Árbol, si olvida comer sus frutos, o si se vuelve contra el Árbol y lo trata de destruir, una gran tristeza caerá sobre él.  Muchos se afligirán. La gente perderá su poder. Dejará de soñar y de tener visiones. Empezara a discutir por trivialidades.   Ya no sabrán decir la verdad ni ser honestos los unos con los otros. Olvidaran como vivir su propia Tierra. Sus vidas se llenaran de ira y tristeza. Poco a poco se envenenarán así mismos y a todo lo que tocan.
Los que nos precedieron dijeron que estas cosas sucederían,  pero también dijeron que el Árbol no morirá jamás y mientras vive el Árbol, vivirá el pueblo. Dijeron que llegara un día en que despertará el pueblo, como de un largo sueño producido por una planta; empezará a buscar de nuevo el Árbol Sagrado. Al principio su búsqueda será temerosa, pero poco a poco entenderán cuán importante es.
El lugar del Árbol y sus frutos se ha cuidado y preservado con esmero en las mentes de los corazones sabios de los ancianos y mayores.  Estos individuos humildes y amorosos guiarán a cualquiera que los busque honesta y sinceramente el camino que conduce a la sombra protectora y los frutos del 
ÁRBOL SAGRADO.
ENSEÑANZAS DEL ARBOL SAGRADO


Leyendo con detenimiento este pasaje podemos llegar a la pregunta Donde esta plantado mi Árbol? como lo alimento y que frutos me da.?

El árbol es la metáfora de nuestros principios ya sean los heredados o los creados a través de las experiencias de vida.

Cuando plantamos nuestro propio árbol, debemos recordar que esta semilla trae el alimento de nuestra historia familiar y desde allí se expandirán las primeras raíces que anclaran a la tierra tu historia personal.
 así que recuerda sembrar en tierra fértil...




Alimentar con las aguas de tus emociones, consentir con tu canto sagrado, nutrir tu alma con los frutos, gozarte la sombra que te cobija en cada despertar, en cada oportunidad para vivir plenamente y en libertad.

Tanametztli°

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.